Alto a las Deportaciones: Movimiento por Justicia dirigido por Indocumentadxs

Parker Asmann Publicado 2016-11-10 10:18:25

 

La familia Alonzo. Foto: cortesía 

 

 

Por un breve momento el miércoles por la tarde, el peso de la presidencia de Donald Trump y la amenaza que representa para tantas comunidades diferentes en este país no se llegó a sentir tan pesado. Claudia Lucero, Directora Ejecutiva de la Red de Liderazgo Religioso de América Latina de Chicago (CRLN, por sus siglas en inglés), estaba de pie detrás del podio mientras se dirigía a la multitud con confianza y, sobre todo, esperanza. Su blusa de colores brillantes parecía más simbólica que una simple elección de vestido.

Recibido por la CRLN en la iglesia de Old St. Patrick en el vecindario Greektown de Chicago, docenas de personas de diferentes orígenes se unieron para el almuerzo anual de CRLN para honrar a las Comunidades Organizadas Contra las Deportaciones (OCAD, por sus siglas en inglés) de Chicago en su lucha por acabar con las prácticas injustas e inhumanas de inmigración que afectan a las comunidades inmigrantes.

Como el nuevo director ejecutivo del CRLN, Lucero sabe muy bien cómo es la vida de una persona indocumentada. Una inmigrante mexicana, Lucero ha estado indocumentada por 18 años y ha enfrentado su justa cantidad de obstáculos tanto personales como profesionales. A pesar de la amenaza peligrosa que presenta una presidencia de Trump para los indocumentados y las comunidades, Lucero aprovechó esta oportunidad como fuente de inspiración para continuar adelante con la lucha por la justicia.

“Como hemos visto con Trump”, dijo, “las personas que están impulsadas por el miedo y sus propias inseguridades han transmitido esos sentimientos a los ‘otros’, personas como nosotros, pero eso no significa que renunciemos a la lucha por condiciones justas humanxs para nuestras comunidades”.

Lucero enfatizó que las personas y comunidades indocumentadas, en este caso la comunidad Latinx, simplemente están luchando por un modo digno de vivir. Más importante aún, continuó explicando que los ataques injustos a las comunidades indocumentadas son una violación moral y nosotros como tenemos la obligación moral de proteger a los que están padeciendo la violencia.

Una de las organizaciones que se atiene a esa obligación moral en Chicago es OCAD. Reyna Wences y Berenice Alonzo, ambas miembros de OCAD, estuvieron presentes para discutir tanto su misión como su participación en la campaña anti deportaciones #NiUnoMás.

Wences —quien llegó a Estados Unidos cuando tenía nueve años— explicó la tensión personal que causa a individuos y comunidades indocumentados alguien como Trump como presidente.

“Trump representa el odio y el racismo que nosotros como personas de color experimentamos”, dijo Wences. “Él es el bully en la escuela, la persona que chismorrea si tenemos o no papeles”.

Sin embargo, a pesar de todo el terror y la inestabilidad que Trump invoca, Wences se acordó de la resistencia de las comunidades indocumentadas y las personas de color. Independientemente del resultado de la elección, la gente todavía salió a votar y se apoyó mutuamente en la lucha por lograr un futuro mejor e inclusivo.

Una de las personas que ha sentido el peso de ser indocumentado y no bienvenido en esta tierra fue Berenice Alonzo y su marido, José Juan. En 2009, José Juan, como tantos otros, cometió un error. Fue acusado de conducir bajo la influencia del alcohol y se le condenó a pasar 90 días en la cárcel seguido de una condena de tres meses de libertad condicional. Pero eso no fue todo.

Después de salir de la cárcel y cumplir con sus directrices de libertad condicional, José Juan fue formalmente condenado a ser deportado en 2012. Con tres hijos pequeños, Alonzo y su familia apelaron con la esperanza de mantener unida a su familia. Por desgracia, le fue negado y José Juan recibió la orden de comprar un boleto de avión de regreso a México para el 15 de abril de 2015, un día después de su cumpleaños.

Durante el proceso de presentación de apelaciones, Alonzo y su familia se reunieron con muchos abogados diferentes. Cuando sentía que su esperanza se había perdido, Alonzo finalmente fue recomendada al Proyecto de Inmigrantes Suburbanos del Suroeste (SSIP, por sus siglas en inglés) ubicado en el suburbio de Bolingbrook. Allí la refirieron a CRLN y le recomendaron encontrar un santuario en una iglesia en la ciudad.

Alonzo admitió que en su momento nunca había oído hablar de un santuario, y no estaba muy segura de lo que significaba ser parte de un santuario en una iglesia. Ella y su esposo discutieron la opción y continuamente debatieron si sería mejor para ellos viajar de regreso a México junto con sus hijos. El marido de Alonzo compartió su incertidumbre y le dijo que no se preocupara, que en el peor de los casos él se iría por unas semanas y regresaría pronto a ellos en Chicago.

La incertidumbre para el futuro mantenía agobiada a la familia. Sus hijos constantemente preguntaban qué le iba a pasar a su padre. ¿A dónde iba? ¿Podrían volver a verlo? Después de algún tiempo, Alonzo y su familia llegaron a un acuerdo con CRLN y la Iglesia Universitaria en Hyde Park, que iban a abrir sus puertas y ofrecer santuario para su esposo.

Mientras lloraban, Alonzo extendió las gracias a todos los asistentes que habían apoyado a su familia y a muchos como ella en su lucha por mantener a sus familias unidas. Gracias a CRLN y a OCAD, Alonzo, junto con su esposo y su familia, permanecen juntos y sus hijos crecen cada día más contentos sabiendo que su padre está a salvo y llegan a verlo todos los días.

Si bien el enfoque principal de la tarde fue honrar a OCAD y sus esfuerzos en Chicago, el evento no se completó hasta que la Coordinadora de Políticas Públicas del CRLN, Celeste Larkin, inició una llamada oficial a la acción.

Como las políticas injustas e injustas impactan directamente a las comunidades Latinxs e indocumentadas de Chicago. Asimismo crean un daño mucho más amplio que el perpetrado en los países de origen de América Latina. Larkin instó a los presentes a firmar la carta del CRLN en la que se pide a los representantes que apoyen la H.R. 5474, Ley de Derechos Humanos en Honduras de Berta Cáceres, que suspendería la ayuda de seguridad de Estados Unidos hasta Honduras hasta que la policía hondureña demuestre respeto a los derechos humanos según las normas internacionales. Además, Larkin instó a la gente a unirse a la CRLN el jueves, 17 de noviembre, a medida que se reúnen y marchan a la oficina del distrito del Representante Mike Quigley para exigir que no vote en la Asociación Transpacífica y otros acuerdos de libre comercio como éste.

Incluso en los momentos más oscuros como este, siempre hay una luz al final del tunel. La lucha nunca se detiene o se cansa, sólo se fortalece y se compromete más con una sociedad más humana e inclusiva, que incluya gente de color, pueblos indígenas y comunidades indocumentadas. Como dijo el Dalai Lama la semana pasada: “De hecho, lo que nos une en la amistad y la colaboración no es la política compartida o la misma religión. Es algo más simple: una creencia compartida en la compasión, en la dignidad humana, en la utilidad intrínseca de cada persona de contribuir positivamente a un mundo mejor y más significativo”.

 


José Juan Alonzo en el santuario. Foto: cortesía


∴ 

Parker Asmann. Periodista independiente de Chicago. Se enfoca en temas de derechos humanos y justicia social en la comunidad Latinx de Estados Unidos y América Latina. Es miembro del Consejo Editorial de El BeiSMan.

 

Comentarios



De interés

Blogs

  • April 8, 1977: The Day the Immigrant Became Jesus Christ
    2017-04-14
    By Juan Mora-Torres
  • La poeta de la psicodelia: Grace Slick
    2017-03-25
    By Raúl Caballero García
  • Festival del libro hispano de Virginia
    2017-03-09
    By Melanie Márquez Adams
  • Finaliza la temporada de ‘Allá en San Fernando’
    2017-03-06
    By Silvia Méndez
  • Allá en San Fernando
    2017-02-26
    By Carolina A. Herrera
  • ¡A Vivir! de Odín Dupeyrón en Chicago
    2017-02-18
    By Carolina A. Herrera

Cool2ra

Entrevista con Pedro Medina León

Fernando Olszanski - 2017-04-18

El otro lado de la esperanza

Lourdes Soto - 2017-04-17

El viejo búho que ganó la carrera contra el tiempo

Susana Galilea Nin - 2017-04-15

Trump and a Parade of Rebel Montooneros at OPEN

Franky Piña - 2017-04-08

El delirio de Hélio Oiticica: To Organize Delirium

Daniel Bataller - 2017-04-06

Carmen Ollé: “La irreverencia no debe perderse nunca”

Jorge Hernández y Franky Piña - 2017-04-03

La Dama de Negro

Tanya Victoria - 2017-04-01

The Catholic Church in Two Stories by Martínez-Serros

Raúl Gutiérrez, Paloma Rodríguez Esteban and Marc Zimmerman - 2017-04-01

Files

Find Us On Facebook