Textos poéticos de Rosario Orozco

Publicado 2017-01-16 07:38:32


Fotografía: Graciela Iturbide

Nada nos revela la verdad del otro, como el acto físico del amor
Laurence Durell

 

Reencontrarnos es la historia,

esta historia nuestra que separó vidas,

para unirlas en el devenir de la historia repetida,

porque tú eres tú y tus alrededores,

el nuevo mundo,

donde no pinta mi existencia.

Pero crece la posibilidad desde el corazón,

porque nos reencontramos en un eterno infinito

que nos provee del yo, del tú,

aquí ahora en el amor y sus posibilidades.

Que no se expresa con palabras

más bien se siente a través de tu mirada

que tanto incomodó,

en algún tiempo y después te extrañé,

porque ya no estuviste más.

 

 ∴

 

Visita inesperada

Es la llave mágica, como has nombrado a tu casa, un grupo de jóvenes con intenciones de trascendencia, intentan caminos en la luminosidad, buscando formas de relacionarse, de dejarse fluir con el Universo, de encontrar caminos distintos en la existencia y sucede que otras almas en la oscuridad de la noche buscan encontrar y conocer las formas de convivencia, que se gestan en tu casa.

Qué nuevas formas orquestan para que entren y salgan jóvenes, señores, señoras. Qué sucede y por qué de entre estas personas algunos están renunciando a sus trabajos, tratando de seguir el fluir de su conciencia, bajo tus consejos, para qué seguir en un trabajo, donde no eres feliz, será mejor tratar de ir al latir del compás de la conciencia universal, la que es de todos y existe en la abundancia. La búsqueda de la felicidad como el fin último de la existencia sigue atrayendo sobre todo a jóvenes.

Esa que es una y en donde todos estamos formando parte desde el principio de la era de los días.

Caminas por el centro de la ciudad, encuentras las torres de Catedral, observas dos figuras de sombras con movimientos extraños en sus cuerpos, dejas de ver a una de las dos que están allá arriba en la parte del campanario de una de las torres. Por donde caminas, aparece un perro entre los que tú llevas, tus perros ladran, el can que aparece, no tiene dueño, pese a la raza que presume y tú puedes percibir. No, no es de nadie. Queda el suceso como un vistazo a los hechos de nahualismo que luego suceden en el campo y hoy se han trasladado a la ciudad.

Al día siguiente, comienzan a llegar a tu casa personas que han perdido un ojo. Seres que de alguna forma traen tatuado un dejo de maldad en el rostro. La falta de un ojo, devela una maldad en esa mujer. La señora tuerta toca a tu casa, desea tomar una clase. Tú piensas que es el pretexto para entrar, pero no le dices nada.

La dejas pasar, está ahí tomando la clase de danza del vientre. Es extraño que una mujer mayor y sin un ojo, se encuentre ahí. No hay intercambio de palabras. Sólo flota en el ambiente algo raro con el andar de su presencia.

Se va y regresa, llega ahora a la sesión de meditación, buscando hacer amistad con quienes acuden al llamado, nadie accede. No sólo es la falta de ojo, o la joroba en su espalda, hay un dejo de maldad en su rostro, esta vez lo observas con detenimiento. Otra vez te pide pasar, intuyes algo extraño y dejas en claro que esta vez no entrará. Le has hecho saber que no te hará tonta, que no sabes qué busca pero que ya no entrará. La mujer desiste, no regresa más.

 

∴ 

Rosario Orozco (Guadalajara, Jalisco, 1970). Ha publicado en diversas revistas nacionales y extranjeras entre otras: El Nahual de Nogales, Arizona; El Culturadoor de Editorial OrbisPress en California- Phoenix, Arizona. Su obra ha sido compilada en las Antologías de Mujeres Poetas en el País de las Nubes, 2006, 2007, 2009 y 2010, 2011 y 2012; así como en Nogales, Sonora (2005) en el poemario Sentimientos editado por el H. Ayuntamiento de Nogales. En 2008 publicó el poemario: Variaciones y alas de la sin razón. Participó en la antología San Diego Poetry en 2010 y 2014, con traducción al inglés. En 2012 publicó en Chiapas en Maya Cartonera: Palabras… estrellas en el silencio de la noche. Coeditora en los poemarios México lindo y querido de la UANL y Homo Scriptum, así como el poemario A Cuatro fuegos coedición con el ICBC e IMAC de Tijuana. Publicó obra poética en editorial Aquelarre Editoras en el libro: Viejas Brujas.

Participó y publicó en los libros y Encuentro: Mujeres poetas en la cuenca del Papaloapan 2013 y 2014. Directora de la Revista Va de Nuez Literatura y Artes desde 2005. Ha obtenido las becas para apoyo en el desarrollo de la misma en Sonora: FECAS y Pacmyc Sonora (2005 y 2006). En Guadalajara: Pacmyc y CECA (Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Jalisco). En 2016 participó en la Antología: Mujeres que reverdecen en el edén de la palabra, realizado en Paraíso, Tabasco. Y con el colectivo Comuarte, Mujeres en el arte: In Xóchitl in cuícatl. Recientemente participó por invitación, con el Colectivo Quilombo de Córdova, Argentina con la lectura del poema Cántaro Canto de su autoría. Realizó estudios en Lingüística Aplicada en la Universidad de Guadalajara, y estudios de Licenciatura en Letras Hispánicas en la U de G.

 

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

El edificio: ¿construir historias o destruir sueños?

Rocío Santos - 2017-11-17

El hijo del pueblo

José Ángel N. - 2017-11-13

El edificio: es la vida que se busca sola

Tanya Victoria - 2017-11-08

Chavela, serafín y demonio

Franky Piña - 2017-10-25

Files

Find Us On Facebook