Romero Bendito

Franky Piña Publicado 2017-03-14 11:32:40


Romero Bendito, acuarela, Carolina Franco García. Foto: Fe de erratas, 1992

 

no señor oficial, claro que yo no cobro por mis servicios, no no de ninguna manera estafo a la gente, claro que no soy un charlatán, tampoco tengo licencia pa’vender porque no soy un comerciante señor oficial, por supuesto que no obligo a las personas a que me den dinero, tampoco los timo señor oficial, sí, claro que sí tengo profesión, soy médico naturista graduado en veracruz, ¿mi licencia?, la tengo en trámite con gobierno federal, pero por aquí tengo mi permiso ¿dónde lo dejé? ah, sí sí, aquí entre la cartera, exactamente aquí lo tengo señor oficial no se desespere deme un momentito más, aquí está señor oficial, claro que entendí y por supuesto que no les quitaré su dinero, sí, puede vigilarme si eso lo convence de mi honradez, además la plazuela no tiene dueño, sí entiendo que solamente cumple con su trabajo, está bien señor oficial, ¿en qué nos quedamos?, ¡ah!, sí sí, la envidia es tan antigua como la prostitución y su estado natural como el viento, existe pero no podemos tocarla, en el diccionario definen a la envidia como el deseo del bien ajeno, uno de los mandamientos de la ley de dios dice, no envidiarás a la mujer de tu prójimo, ¡cuidado!, la palabra de dios es sagrada, este mandamiento no sólo se refiere a envidiar a la mujer ajena, pena de celos a los bienes de otros, codiciamos el carro del vecino, la hija de perenganita anda de novia y la traen en carro todos los días, y nuestra hija anda con el pelafustán ése, el capitán estrena uniforme a cada rato y a uno le tocan los desteñidos, no no quiero ofenderlo señor oficial, son ejemplos de referencia, va pues, suntanito saca mejores calificaciones que sultanito, menganita trae una falda más cara que mueganita y así cada día nos topamos con la envidia desde que despertamos hasta quedarnos dormidos, por eso hay que tener cuidado muuucho cuidaaado porque la envidia nos puede causar muchos estragos, aunque uno quiera ser gente siempre hay gente que nos envidia, hasta por estrenar zapatos o porque la mujer de uno le echa ojitos a otro, los celos queman y las ansias matan, por eso hay que tener mucha precaución al conducir nuestras pasiones, la envidia la vemos por todas partes, en todos lados, si hablamos de afecto envidia/ amistá envidia/ cariño envidia/ enviuda envidia/ envidia envidia caraaajo, por eso recomiendo que nunca nunca de los nuncas regalen una fotografía, jamás, eso puede ser una fatalidad, no crean que la envidia no tiene solución porque esta mañana, aunque amenaza con mojarnos, he venido desde la ciudad de la laguna a revelarles un secreto, el secreto de mi sabio maestro el gran chamán de tecomán y este secreto es pa’todos aquellos que el fracaso los ha frustrado, pa’los que tienen mala suerte, mal de amor, pa’usté joven que con la carita que se carga a de traer una cruda de aquéllas y el dolor de cabeza no lo deja en paz, los mareos lo atarantan, ganas de vomitar, mire nomás esas manchas deben ser producidas por los efectos del alcohol, pa’usté también señor oficial pa’que no lo envidien sus compañeros en el cuerpo policiaco y pronto lo asciendan a sargento, no no, no me estoy burlando, hablo con humildad y respeto, claro que voy a poner más atención a mis comentarios, en fin, pa’todos esos que desean dejar el cigarro y les cuesta más que dejar a la señora de compras, enfermos que llevan años en cama debido a las enfermedades desconocidas y ni los mejores médicos de jiuston pueden sanar, ¡aaah! porque a mí han ido a verme a catemaco, donde tengo mi consultorio, dícese de profesores universitarios, políticos, médicos, sicólogos de aquí y del gabacho, ¿saben pa’qué?, pues pa’que les revele el gran secreto, figúrense cada que llegan extranjeros a mi consultorio me lo notifican las guacamayas de la laguna la noche anterior a su llegada, pero les hablaré del secreto, el que lo obtenga le aseguro que estará protegido de tanto envidioso que anda suelto en la calle, porque a los envidiosos no les importa que este lloviendo, haciendo frío o calor, ellos simplemente andan en la calle, pero hoy nuestro señor los ha puesto en mi camino, sí, en este insignificante camino que aunque ceniciento no deja de ser una senda más hacia el reino de los cielos, recuerden que el reino de los cielos es para los humildes de corazón y desde esta mañana darán el primer paso al cielo, pero solamente los que se lleven este preciado secreto, a todos los que sufren o quieran protegerse de las malas vibras van a retirarse de la sombra de este nogal con mucha fe y se llevarán el secreto de mi sabio maestro pa’que los proteja de todo mal, este secreto es algo así como el padre nuestro pero materializado, esta mañana les mostraré cómo pueden hacerles daño con un pedacito de papel tan insignificante como una fotografía, hay muchas maneras de que les causen daño, la más conocida es la brujería, déjenme decirles que existe la brujería pero no los brujos, ¿saben ustedes quiénes son los únicos brujos?, exactamente esos que dijo el señor del bigotito engomado, los que no tienen un billete de a veinte mil pesos en la bolsa, esos son los únicos brujos que yo conozco, hay otros, los hechiceros, a esos hay que tratarlos con mucho cuidado porque les pueden embobar su espíritu, pero esos hechiceros o curanderos le tienen temor a los sabios como yo porque saben que con el don de la palabra puedo descubrir si han encantado a alguien, el secreto del que les hablo me da el poder de la contemplación universal, con él veo el origen y el fin de la maldá, no se preocupen porque con el secreto estarán protegidos, ahora cuando les dije que no dieran una fotografía ni al ser amado les voy a enseñar el porqué de las cosas, por envidia les pueden hacer mucho daño con nueve cirios, nueve y un pedazo de papel con su imagen pueden ser los causantes de que no vuelvan a levantarse de la cama o terminar recorriendo las calles hasta la muerte, cada vez que comienzo este ritual las energías negativas se estremecen por la abundancia del bien y el aire comienza a soplar, las preguntas las dejamos para después por ahora les mostraré cómo, primero enrollamos las cuatro puntas de un paliacate de tal manera que no se desdoble, no importa el color y tampoco tiene que ser necesariamente un paliacate, puede ser cualquier harapo, juntamos las puntas de nuevo y hacemos un leve nudo, doblamos dos de las cuatro puntas una vez más y las ajustamos para formar un quinto punzón, he aquí un mondingo de trapo, colocamos el retrato sobre el punzón y ahí está, ¿alguien sabe como se le llama a esto?, sí señores y señoras se llama fetiche y cuidado porque la fotografía de cualquiera de ustedes en este mondingo de algodón les podría causar mucho daño y tal vez de efectos irremediables, pero el fetiche solo no hace daño, mire con todo respeto sieeenta su textura señito, siéeentalo joven, tóquelo don, pálpelo doña, percíbalo caballero, acarícielo bella damita, dense cuenta que es tan inofensivo como cualquier animalito, desgraciadamente siempre hay alguien detrás de él, ¿alguien sabe quién podría estar detrás?, no me diga a mí, dígalo en voz alta pa’que lo escuchen señor oficial, correctamente es la envidia, ponemos al fetiche en una superficie plana, plana como el desierto donde Jesús ayunó cuarenta días y cuarenta noches, necesitamos doce monedas, las colocamos de tal manera que formen un círculo, cada una de las monedas puede representar a cada apóstol en la última cena, sí, la brujería es para su protección, pero también cada moneda puede representar el tributo del chicón nindó y es allí donde la brujería les causaría mucho mal, ahora ponemos un billete doblado en triángulo en cada uno de los puntos cardinales, el triángulo es un símbolo de destrucción, es el rostro invertido del chamuco, de ahí el triángulo de las bermudas y tantas desgracias marítimas y aéreas, ahora colocamos al fetiche de tal manera que cada una de sus extremidades señale un punto cardinal, y para contrarrestar las energías negativas necesitamos la presencia del gran maestro oriental, buda, y una réplica a escala de la pirámide de queops donde se concentra la energía de los astros del universo, de las galaxias, de las constelaciones y del cosmos, no lo escuché señor oficial, ¡ah!, energía porque es la fuente de la sal´, la riqueza, la concordancia, el amor que emana y todos saben que donde hay amor no hay envidia y donde no hay envidia hay bondá y donde hay bondá está dios, ¡espérate recanijo animal!, nomás comienza uno a trabajar y se sale del maletín esta viborita, el aire ya nos movió el fetiche, cosa que ni el animalito hace, usté no se asuste ni le tenga miedo seño acérquese más, cuídese de la gente no de’ste indefenso reptil, ustedes presenciarán cómo moveré el fetiche sin tocarlo más que con la ayuda de la energía del universo y la enseñanza del chamán, sí señor ya vimos como el aire lo movió, pero ahora soy yo el que lo moveré en unos instantes, primero, juntos vamos a preparar el secreto que el día de hoy por asignación de mi maestro y guiado por el espíritu santo he venido a compartir con ustedes, sólo repartiré veinte bolsitas, así que pónganse agujetas para que les toque una, ayúdenme a contar pa’que no se me pase alguuuna, dooos, treees, cuaaatro, ciiinco  seiiis, sieeete, ooocho, nueeeve, dieeez, ooonce, doooce, treeece, catooorce, quiiince, dieciséééis, diecisieeete, dieciooocho, diecinueeeve y veeeinte, ni una más ni una menos, ahora en cada bolsa ponemos un ajo macho, sinónimo de control, control de uno mismo, y necesitamos un ajo macho porque donde hay un macho hay una hembra y sólo en pareja fortalecemos el control, agregamos una pizcacha de sal de san martín caballero, la sal simboliza los buenos modales, maneras, comportamiento, la buena estrella, sólo recuerden aquello de la sal de la tierra, ¿quién no ha visto en los negocios la imagen de san martincito montado en su caballo todo galán, todo apuesto, todo de rojo?, es mentira que haya comerciantes pobres pues todos tienen dinero, unos lo presumen y otros lo esconden, ¿a poco no señor oficial?, si no me creen véanlo ustedes mismos, tantos que tienen aquí en el mercado, disculpe señito, ¿por qué el azul de la sal? , pues el azul es el color que representa el poder infinito del cielo, ahora agregamos la sal de santo cristóbal nonato pa’que no nos falle la luz de la sabiduría, ponemos unos granos de arroz bendito, con este arroz nunca faltará sustento en el hogar, estos granos los bendijo el santo papa en puebla, así que por eso, sólo le pondré unos cuantos granitos en cada bolsa, además de ser caro, sólo se consigue en el mercado de jamaica en el de efe, nos falta todavía el trigo bendito pa’que nunca falte armonía en sus hogares, hay mucha gente que todos los días en lugar de persignarse se levanta con groserías en la boca, deveras, se los juro, yo los he escuchado, esos ya ni la’cen, en lugar de levantarse con una sonrisa de’sas que pasan en la tele, a un lado los comerciales y le agregamos el achiote, sustancia de color sumamente importante que se le pone a los niños recién nacidos en la frente pa’protegerlos de mal de ojo, mal de aire, mal de sambito y a los adultos nos ayuda a romper las cadenas de envidias, por último le agregamos a nuestro secreto la piedra lumbre pa’que no falte calor en sus estufas, corazones, hogares, piernas, brazos, esta combinación de colores y sustancias configuran el misterioso secreto tan codiciado y que le tomó tantos años de investigación y lecturas extremosas a mi maestro, ahora devuélvanme las bolsitas por favor que falta lo más importante: dos cuatro seis ocho diez doce catorce dieciséis dieciocho diecinueve y veinte, les voy a pedir un momento de silencio porque juntos vamos a pedirle a nuestro señor que santifique el secreto, todos evoquen sus pensamientos a nuestro padre dios y a su divina congregación de santos: romero bendito / romero piadoso / de dios consagrado / que fuiste nacido / no fuiste sembrado / de paz engendrado / que dios te ha dado / haz que entre lo bueno / y salga lo malo / así sea,  ¿escucharon ese trueno?, oigan oigan, escúchenlo, es señal de aprobación de nuestro padre dios, no es solamente por el temporal, claro que no, nuestro señor nos ha dado una señal y debemos hacerle caso, démonos prisa antes que caiga un aguacero, es hora de hacer un acto de fe y que sea antes de que caiga esta agua bendita pa’la cosecha, no quiero probarlos porque yo no soy el indicado pa’hacerlo, quiero decirles que yo no les venderé un producto, acérquese señor oficial, mientras más cerque esté no se le vuela la gorra, un sabio como yo no cobra sus servicios, no debe lucrar con su sabiduría porque el que cobra es un mentiroso, nosotros los sabios nacimos para curar, proteger y no pa’ hacer negocio de su saber, recibimos con humildad unos pesitos y es todo, los impostores cobran por sus mentiras y yo no miento, nací pobre, he vivido pobre y pobre he de morir, mis manos y mis pies están callosas por el trabajo rudo, mírelas señito, conozco los caminos lodosos y pedregosos que han curtido las plantas de mis pies, pero también los caminos de la sabiduría que me han curtido como hombre de bien y por último no los he reunido pa’ bajarles su lana que con tanto sacrificio han ganado porque sería injusto de mi parte, pa’ esos ilusos que lleguen a pensar que sólo ando tras su dinero aquí está el señor oficial quien no me dejaría estafarlos, a mí sólo me preocupa su bienestar, por eso les digo que la gente que lo hace por amor al prójimo, en este caso yo, vive gracias a la bondá de gente como ustedes, amable, caritativa, y algo de’so quiero que compartan conmigo y les voy a pedir una pequeña donación, pequeñííísima porque he venido a ustedes desde lejos a compartirles el secreto divino y les pido una cooperación insignificante, si no pueden obtener en este momento el secreto tan codiciado y les interesa, después pueden escribirme al apartado postal cuatro cuatro cuatro, catemaco veracruz, código postal siete cinco siete cinco seis y a vuelta de correo les enviaré este producto omnipotente por la módica cantidad de cien mil pesos más gastos de envío, pero hoy sólo les pido dos moneditas de donación, dos monedas viles, ¿cuánto suman cinco más cinco?, exactamente eso es lo que les pediré como donación, diez mil insignificantes pesos, sólo  diez mil, no por el secreto, porque ese se los regalo como obsequio de mi maestro, el dinero lo necesito pa’sufragar los gastos del viaje y propagar el secreto del chamán por el interior de la república, he aquí la primer alma del señor, gracias seño dios se lo pague, gracias joven, gracias don, gracias muchas gracias doña, la santa virgen del recuerdo la tenga en su memoria, les agradezco su confianza a todos ustedes y les recuerdo que todavía me quedan sólo un par de bolsitas, usté no se ha decidido tan encantadora dama, recuerde que con tanta belleza le sobran envidiosas que le quieran bajar al galán, si lo va a hacer tiene que hacerlo con mucha fe y de todo corazón, no lo piense, piense usté en su galán, sólo tiene cinco mil, no importa pero tiene que prometerme que cuando tenga los otros cinco mil irá a dejarlos a una iglesia a san anacleto morones, santa catalina, san dino, no importa a qué santo se los dé con tal de que sea de su devoción, muchas gracias dios se lo pagará, ¿escucharon ese trueno?, también fue un acto natural de aprobación de nuestro padre dios por este acto de fe de la señito que no tenía los diez mil pero su fe los redujo a cinco, tiene suerte señor oficial, es la última, no, no se moleste señor oficial, de ninguna manera, así está bien señor oficial, no, no es nada, tómelo como un obsequio de mi maestro, ahora si usté insiste, pero nada más porque usté lo dice, de otra manera no lo aceptaría, sí sí, dios lo bendiga y lo proteja de todo mal señor oficial, se han acabado las bolsitas, por último les recomiendo que en cuanto lleguen a su casa le hagan una bolsa de tela blanca como símbolo de pureza, pónganle una hojita de ruda y siempre cárguenlo o cuélguenlo detrás de la puerta, comienza a lloviznar pero qué más da si ya están protegidos de este castigo divino llamado envidia tan antigua como la prostitución y de estado natural como el viento

 

 

Fran Piña ha sido cofundador de varias revistas literarias en Chicago: Fe de erratas, zorros y erizos, Tropel Contratiempo. Es coautor del libro Rudy Lozano: His Life, His People (Workshop in Community Studies, 1991). Un cuento de Piña fue publicado en la antología Se habla español: Voces latinas en USA (Alfaguara, 2000) y Voces en el viento: Nuevas ficciones desde Chicago (Esperante, 1999). Es editor de los catálogos de arte: Marcos Raya: Fetishizing the Imaginary (2004), The Art of Gabriel Villa (2007), René Arceo: Between the Instinctive and the Rational (2010), Alfonso Piloto Nieves Ruiz: Sculpture (El BeiSMan PrESs, 2014) y Barberena: Master Prints (El BeiSMan PrESs, 2016). Piña es director editorial de El BeiSMan.

 

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

I Love/Fuck Morrissey and The Smiths: Ni de Aquí, Ni de Allá

Miguel Jiménez - 2017-08-06

Avantist making a difference

Michelle Ramírez - 2017-08-06

Irredentos beatlemaniacos

Raúl Caballero - 2017-08-01

Files

Find Us On Facebook