DE: ‘Requiem al sueño americano’

Juana Iris Goergen Publicado 2017-03-15 08:31:22


Elsa Muñoz: de la serie Cada cabeza es un mundo, óleo sobre lienzo, 2016. 

 

(Fragmento)

La libertad sin igualdad es una mentira.
—Roque Dalton

 

Para ir sacudiendo con la palabra escrita, los poetas, circundan lo perdido:

Entre idea e IDEA entrelazadas

en trabazón interior nos ha atrapado el Sueño

que se extiende desde lo breve hasta lo infinito.

     —Cara es la libertad. Caro es su precio.—

 

Una vez por semana o cada mes o cada quincena

asalariados

unos dólares o un cheque

sin fecha de tirada y año y número y país

para vernos como somos

asalariados

boricuas o chicano-riqueños

o mexicanos o cubanos o dominicanos

o sur o centro americanos

o antillanos —asalariados—

dejando caer mayúsculas historias de cruces y llegadas,

que oscilan entre la ilusión y el miedo,

culminando en un sueño, que es la nada en cada calle,

en cada esquina de un suspiro

en la angustia de un pueblo membretado

contra un muro de piedras o de agua o de aire —poco importa—

pues no hay más que años y cruces,

en un rastrear sin pausa, de recuerdos que se nublan, en medio de una puerta que define la angustia:

—“Vengan a mí los pobres de la tierra,” —pero no los originarios de otra América—

Esos asalariados por entresueños lúcidos

por los hijos, por las hijas,

por sus cuerpos intactos silbando melodías

inventando pájaros

dibujando otros sueños

otro verano y otro cielo distinto al de estos días.

 

Para que sus hijos no conozcan las heridas más hondas de este sueño

su silencio infinito que enciende en fuego nuestra propia sombra

y lloramos y cantamos y trabajamos sin cesar

para que el sueño sea de todos

para que el canto sea de todos

en tu garganta

en mi garganta

diciéndole a la vida que existimos

que no es fácil despertar cada mañana cuando el frío se encoge y nos aprieta

 

pero despertamos

por el costado izquierdo de la vida.

Doblados hacia adentro sobre estos mismos huesos

la piel como mortaja, la sangre en nuestras venas

diciéndole a este suelo que existimos

por los hijos, por las hijas

por su sueño como un ancla amarrando los huesos

taladrando las carnes

nivelando la sombra

asalariados.

   —Cara es la libertad. Caro es su precio.—

 

Aquí no habrá mar ni tierra que nos trague

flotaremos callados

se gastarán las alas sin rosa de los vientos

por tantos hombres y mujeres y niños volviendo hacia sí mismos

porque el tiempo no espera al que se ha ido

ninguna pista azul

ningún troquel de beso,

sus huesos han partido como un casal de pájaros

sus reflejos oblicuos tan hondamente idénticos

el mismo idioma y las mismas palabras repetidas

los gestos siempre iguales

refugiado, exiliado, mojado, spik, inmigrante” —da lo mismo—

ese ademán de “adiós” todos los días, de amar siempre sin tregua

la espera en la constancia ensombrecida

de un sueño atroz   —muriendo— como un lirio en lejanía.

 

 

 

Juana Iris Goergen (Puerto Rico). Poeta. Profesora de Literatura Latinoamericana en la Universidad San Vicente DePaul en Chicago. Es autora de los poemarios Nosotros los otros (1996) Between the Heart and the Land/Entre el corazón y la tierra (2001), y Generación (2001), entre otros.

La poeta Juana Iris Goergen participará en la lectura Resistir para resistir el primero de abril de 2017.

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

Gastón Acurio en Chicago: la función social del arte culinario

José A. Castro Urioste - 2017-06-15

El Sargento Pimienta de este lado del olvido, medio siglo después

Raúl Caballero García - 2017-06-09

#palnorte: Into the Beautiful North

Carolina A. Herrera - 2017-06-03

Files

Find Us On Facebook