AMLO: #eldíadespués desde Chicago

Raúl Dorantes, Alma Domínguez, Cristian Hernández, Carlos Arango Publicado 2018-07-02 09:39:18

 

Debido en gran parte a la circunstancia geopolítica, la economía de México y Estados Unidos está integrada a través de tratados, consumo cultural y mano de obra inmigrante. Históricamente, lo que sucede en Estados Unidos tiene repercusiones en México y, tal vez por primera vez, lo que sucede en México tendrá repercusiones en Estados Unidos. En el norte del río Bravo hay una gran población mexicana que sigue con una mano en el corazón y otra en la cartera el acontecer político en México. A partir del triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador, El BeiSMan recopiló algunas impresiones de la comunidad inmigrante sobre el triunfo de Morena. Estas son las voces:

La posibilidad de abrir espacios

Pocos estadistas llegan a tener eso que llaman “capital politico”: el apoyo de grandes sectores de trabajadores, estudiantes, amas de casa, empresarios, intelectuales, agrupaciones religiosas, comunidad LGBTQ, grupos indígenas, etc. Esa oportunidad la tuvo Vicente Fox en el 2000 y la desperdició en cosas de meses. La tuvo Obama en el 2008 y no la aprovechó. Es obvio que Andrés Manuel López Obrador no tiene las respuestas a los múltiples y complejos problemas que se viven en México (o en América Latina o en el mundo). ¿Qué tipo de educación se debe impartir en este siglo XXI? ¿Cómo definir una buena educación tanto pública como privada? ¿Qué hacer con el flagelo del narcotráfico? ¿Legalizar las drogas blandas? ¿Cómo obligar a los grandes empresarios a pagar impuestos y lograr una mayor distribución de la riqueza? ¿Cómo ayudar y no criminalizar a los inmigrantes? ¿Qué hacer frente a los problemas de salud de nuestra época? ¿Cómo integrar más las artes a la vida cotidiana? A partir de hoy, y no desde el primero de diciembre, AMLO tiene la posibilidad de abrir espacios para ir dando respuesta a estas y otras preguntas.

Raúl Dorantes, novelista y dramaturgo. Autor de Cajitas, De zorros y erizos, entre otros.

 

#eldíadespués

Para México, ayer fue un día histórico, los resultados de la contienda electoral supone un cambio político en nuestro país sin precedentes. “La tercera es la vencida” y ahora tenemos a un presidente que ha sido elegido en un ejercicio donde se respetó la democracia procedimental; a diferencia de la contienda anterior donde por donde quiera se escuchaba y leía la palabra Fraude, y hubo un descontento generalizado con los resultados finales.

De este lado del río, la gente también se encontraba con el “Jesús en la boca”, con la esperanza de que se respetara el voto de la mayoría y muchos con la desesperanza de que “ni para qué participar si de todos modos nada va a cambiar”. Pues bien, aún con esa desesperanza estas elecciones fueron las que tuvieron un mayor padrón electoral de voto en el extranjero con más de 400,000 credenciales solicitadas, 7 veces más que las elecciones pasadas. Cuando se habla del voto en el exterior básicamente se refiere al voto del mexicano en Estados Unidos, ya que aquí se concentra el 98% de los inmigrantes que estamos fuera del país.

Yo voté por AMLO, como la mayoría de los inmigrantes en Chicago, como se vio en varios ejercicios de intención de voto que realizaron la Coalición de Mexicanos Migrantes. Sin embargo, aunque fue el candidato ganador, me preocupa que la gente espera milagros y las expectativas realmente son enormes. He escuchado a mucha gente con tanta fe y esperanza en Obrador que una no puede evitar hacer una comparación con las elecciones del 2000 cuando el candidato electo fue Vicente Fox, primer presidente de oposición electo en 71 años tumbando al PRI. La mayoría de la gente pensaba que esta primera alternancia significaba un cambio radical en la vida diaria de la gente de a pie, pero se nos olvida que las elecciones sólo son parte del proceso democrático.

La democracia se construye día a día estando al pendiente de lo que hacen nuestros gobernantes para así poder exigir resultados, pero nuestra cultura política aún está en pañales y lo más común es escuchar: “a mí no me gusta hablar de política porque eso es pura robadera; en eso andan puras ratas que no sirven para nada”. Y estos argumentos son comprensibles cuando en nuestro México más del 40% de la población vive en estado de pobreza; hay miles de desaparecidos; se encuentran fosas clandestinas por todos lados; el Estado de Derecho sirve al mejor postor; la corrupción es pan de todos los días y parece que nadie hace nada al respecto. En situaciones así es cuando se esperan milagros.

Me agradó que Obrador al dar su discurso de presidente electo, lejos de verse con una actitud triunfalista, se le escuchó sereno y tranquilo. Me agradó ver a un candidato electo que va al zócalo en una camioneta con la ventana abierta, porque se sabe querido y apoyado. La participación también fue histórica; hay quien habla de casi el 70% de participación del padrón electoral, pero cuidado… mucho cuidado, MORENA y sus coaliciones se llevaron la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados. ¡La mayoría absoluta con todo lo que esto implica! Las fracciones no necesitan negociar y podemos caer en un régimen presidencialista, con nuevos tintes, pero a final de cuentas sin consenso.

Independientemente de que ganara tu candidato o no, tenemos que permanecer organizados dentro y fuera de México, porque se viene mucho trabajo de reconstrucción. A festejar una jornada electoral sana, pero hay que ser exigentes con nuestros gobernantes y representantes, porque hay mucho trabajo por delante.

PD Me entusiasma tener a una primera dama con el tipo de preparación que tiene Beatriz Gutiérrez Müller.

Alma Domínguez. Cofundadora de OPEN Center for the Arts y fundadora de Pintoras Mexicanas. Recibió una Licenciatura en Psicología y una Maestría en Ciencias Sociales.

 

Insuflación de la Democracia al Estado Fallido

La mayoría de los mexicanos cruzan la frontera para proveer de mejores oportunidades a su familia o para huir de la violencia. Por lo tanto, al ver que México encabece las tasas de asesinatos de periodistas, corrupción e impunidad, sobornos para acceder a servicios públicos, salarios peor pagados, abusos sexuales a menores, lugares donde los impuestos no ayudaron a reducir la desigualdad, ausencia del Estado de derecho, países con más deuda, lugares con menos paz, financiamientos ilegales a campañas; hace que la inmigración se incremente, así mismo, los envíos de remesas, al ser ya la primera entrada (legal) a la economía mexicana con 29 mil millones de dólares al año (el narcotráfico deja 500 mil millones anuales).

En medio de este blitzkrieg de pésimas métricas y reformas fallidas, el tan tardío y ansiado reconocimiento de la democracia, por parte del aparato gubernamental, hace que la aplastante victoria de Andrés Manuel se sienta como una insuflación de boca a boca. Deseemos pues, que este RCP sirva para despertar de la ignorancia y revivir al, muchas veces, impávido pueblo que tiende a procrastinar su democracia y justicia social.

El número de votantes mexicanos en el extranjero se ha triplicado, ¿será que existe un mayor interés en la política o habrá más refugiados del Estado Fallido mexicano?, de cualquier forma, se tiene la esperanza de que, como lo dijo el presidente electo, la migración se dé solamente por gusto, no por necesidad. En consecuencia, nuestra tarea primordial será observar y actuar para que esta transición no termine siendo una pifia como la ocurrida con Vicente Fox.

 

Año

Registraron

Votaron

Participación

2006

40,876

32,621

79.80 %

2012

59,115

40,714

68.87 %

2018

181,256

98,854

54.54%

 Ing. Cristian T.Hernández Meza, @cristhm, originario de Ixtlán del Río, ha invertido gran parte de su vida analizando la política mexicana, politólogos y medios. Creador de MundoAbisal, Lugar de la Indie Music & Indie News.

 

Un regreso a casa con paz, dignidad y prosperidad

Como mexicana que reside en el extranjero, ver ganar a AMLO me produce sentimientos y pensamientos encontrados. Me encantaría creer que en verdad él respetará las promesas que ha hecho en campaña y que podrá regresar un poco de paz y prosperidad a un país que ha sufrido y sigue sufriendo saqueos, desapariciones forzadas, femenicidios, asesinatos en masa, inseguridad, pobreza, corrupción y la ocupación imperialista de Estados Unidos, Europa y Asia.

Entre la celebración y la sobriedad estoy obligada a mantener esperanzas y, a la vez, prepararme para aceptar la realidad, que bajo otras circunstancias en este país —desgraciadamente— me obligó a despertar del encanto de la administración Obama. Este, nos invitó a volar en las nubes de la esperanza, del “yes, we can” solo para nuevamente demostrar que el capitalismo y la estructura política de este país no le permitieron cumplir muchas de sus promesas de campaña y terminó implementando políticas dañinas, como las cárceles para inmigrantes que hoy se usan con todo fervor para castigar a los pobres del Sur.

Así que de la misma manera que aplaudo y celebro el giro izquierdista de México, espero que esta vez sea real. Espero pronto contemplar el regreso sin miedo a mi país. En estos tiempos la vida en Estados Unidos se vuelve cada día más denigrante para nuestra gente; es por eso que deseo de todo corazón que AMLO facilite un cambio verdadero que nos permita volver nuestra mirada al Sur y planear un regreso a casa con paz, dignidad y prosperidad.

 

Laura J. Ramírez, PhD, es madre, activista de derechos humanos, y profesora de educación en la Universidad de Chicago y Elmhurst College. Su doctorado es en Estudios de políticas educativas. Nacida en la Ciudad de México actualmente radica en Chicago.

La agenda del inmigrante

El resultado de la elección de 2018 abre la puerta de la democracia y es una conquista de todos los mexicanos. Eso es lo que significa el gran margen con el que López Obrador logró unificar a los mexicanos. Aquí en el exterior hay que unificar y apoyar las medidas que busquen atender la agenda de los inmigrantes. Obrador tiene un reto enorme y para nosotros los inmigrantes tendremos que continuar luchando por nuestros derechos tanto en México como en Estados Unidos.

Carlos Arango, director de Casa Aztlán y fundador del Movimiento Mexicano 2018 en Estados Unidos.

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

Ruido Fest 2018, A Series of Impressions: the Good, the Bad, and the Sexist

Esmirna García - 2018-06-27

Anthony Bourdain (1956-2018), An Appreciation

Juan Mora-Torres - 2018-06-12

Files

Find Us On Facebook