‘Sin vestido blanco’ protesta costumbre de robarse a la novia en México

Antonio Zavala Publicado 2018-07-16 10:30:46

 

Sin vestido blanco es el título del libro de Ezequiel Banda Sifuentes, longevo periodista de esta ciudad de Chicago, cuya carrera abarca haber trabajado en varios periódicos comunitarios y la radio en español. Uno de sus proyectos fue haber fundado y manejado por muchos años el semanario Nuevo Siglo en esta ciudad.

Este libro de no ficción lleva el subtítulo O el triunfo de la fe contra el machismo.  Fue impreso en México y ya se encuentra disponible en Chicago en la librería Mi Libro Bookstore, localizada en la calle Cermak cerca de la Avenida California.

El tema central de Sin vestido es la crónica del matrimonio de los padres del autor, Ricarda Sifuentes y Lorenzo Banda, en la década de 1940, en el pueblo de Tepozán, en el municipio de Cerritos, en San Luis Potosí, México.

A la edad de 15 años Ricarda, llamada “Rica” en el libro, coincidió en el mismo camino con Lorenzo, y éste con la ayuda de dos hombres más se la robaron a caballo.

De esta manera Lorenzo, quien también anda a caballo, cabalga con su “novia” para “depositarla” en la casa de sus parientes.

El robarse a la novia era una tradición bastante arraigada en el campo mexicano en la primera mitad del siglo XX y es esta tradición que el autor, Ezequiel Banda Sifuentes, busca desbancar con argumentos como una forma cruel de forzar a las mujeres del campo a contraer matrimonio.

Lo opuesto al robo de una novia en los ranchos y pueblos pequeños de México, era enviar a un pariente o “persona de respeto” a ir a pedir la mano de la novia. Si se aprobaba la petición, luego se fijaba una fecha para la boda.

Banda Sifuentes critica la violencia de este acto en donde, en muchas ocasiones, la mujer o novia no tiene voz ni voto y el robo es a veces más que una sorpresa para ella.

En el caso específico de los padres de Banda Sifuentes, su madre tenía apenas 15 años cuando, según él, fue “secuestrada” por su padre quien tenía 28 años de edad.  De esta forma iniciaron su vida matrimonial.

Banda Sifuentes califica esta tradición de ser una extensión de un arcaico machismo y presenta varios argumentos para descartar este modo de comenzar una nueva familia.

 “Lo que vi en mi casa, y por más lamentable y lesivo que haya sido, no me avergüenza que lo esté citando aquí, es prueba que se aprendió en base a cómo no deben hacerse las cosas, además no es privativo de una familia. El machismo es general y se manifiesta en diferentes formas en millones de familias, esa falla fue la principal causante de que —con la tácita aprobación de suegros y consuegros— se produjera un matrimonio como el de mis padres, por más que las circunstancias fueran encontradas por cuestiones —ya no digamos de edad— sino por una subcultura que van en contra del diálogo y la convivencia”, escribe el autor en el libro.

El título de este libro, se refiere a que durante la época en que toma lugar la trama de la crónica semiautobiográfica, a las novias “robadas”, según la tradición, no se les permitía casarse de blanco. A Ricarda Sifuentes le pasó lo mismo.

Vale decir que el autor debió haber llevado el tema del robo de novias más a fondo en un contexto histórico y ahondar más en otros problemas que surgían en los ranchos mexicanos en los tiempos en que toma lugar la historia.

Por ejemplo, si los padres de la novia no estaban de acuerdo con el pretendiente cuando la pedía formalmente, ellos no le daban la mano de la novia.

Ahí encajan los problemas de clase y estatus social, y que deben discutirse al mismo tiempo que se descalifica esta tradición por arcaica que parezca, y que bien puede ser un defecto de otras causas sociales.

Pero cabe mencionar que este libro es también un tributo a la familia del autor ya que él mismo resalta que su santa madre fue una devota religiosa y una cocinera extraordinaria que supo criar y alimentar a sus hijos. Y este libro, a la misma vez, es otro tributo a su padre, que, no obstante que se robó a su mama, fue un excelente trabajador y buen proveedor de la familia.

De interés también hubiera sido que el autor, tan conocido en el área de Chicago, hubiera incluido un capítulo sobre cómo él inmigró a Chicago y comenzó su vida de periodista. Pero quizás ese sea materia para un libro futuro.

 

Antonio Zavala es el autor del libro de cuentos en inglés, Pale Yellow Moon. Como periodista y columnista, Zavala escribe sobre temas de interés para los barrios hispanos de Chicago.

 

Comentarios



De interés

Blogs

Cool2ra

Ruido Fest 2018, A Series of Impressions: the Good, the Bad, and the Sexist

Esmirna García - 2018-06-27

Anthony Bourdain (1956-2018), An Appreciation

Juan Mora-Torres - 2018-06-12

Files

Find Us On Facebook